fbpx
Menu
X
image

Trastorno obsesivo compulsivo

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad en el que suceden una serie de pensamientos experimentados por la persona como intrusivos que se producen de manera persistente y recurrente, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación. Para evitar estas emociones, la persona emite una serie de conductas denominadas compulsiones que consiguen reducir a corto plazo este malestar, pero van perdiendo su eficacia, ya que cada vez la demanda será mayor.

Se encuentra incluido dentro la categoría «TOC y trastornos relacionados», en el DSM-5, Sistema de clasificación APA (2013) se han incluido:

En función del grado de conciencia de enfermedad, se establecen las siguientes especificaciones:

  • Con introspección buena o aceptable.
  • Con poca introspección.
  • Con ausencia de introspección/creencias delirantes (con esta especificación indica un grupo de pacientes que se parece a la psicosis, mostrando la proximidad, que se produce en ocasiones entre ambos diagnósticos).

Los síntomas se describen de la siguiente manera:

Obsesiones

Pensamientos, ideas, impulsos o imágenes que aparecen de forma intrusiva, persistente, que al comienzo son rechazadas o tachadas de inapropiados o negativos por las personas que los sufren, por lo que frecuentemente generan ansiedad o malestar importantes. Las obsesiones no siempre son fáciles de identificar, a veces no presentan un contenido preciso y no resultan fáciles de percibir por la persona. No se refiere a preocupaciones por problemas de la vida real.

Compulsiones

Conductas que la persona realiza para conseguir bloquear o neutralizar las obsesiones. Al comienzo la persona trata de resistirse a hacerlo, pero, finalmente, termina cediendo por la ansiedad que le provoca no hacerlo, finalmente muchos acaban incorporándolo a su conducta habitual y acaban sin resistirse, ya que llevarlo a cabo reduce la ansiedad que experimentan.

Tipos de obsesiones y compulsiones más frecuentes:

Contaminación: Miedo a ser contagiado o sufrir consecuencias por contacto con sustancias, personas, sangre, enfermedades, bacterias, etc., Los pensamientos que se producen serían: “Me van a contagiar si toco…” o “Habré tocado algo sucio….”. Las compulsiones que se suceden serían: Lavado excesivo de manos o cuerpo, evitación de contacto, lavado excesivo del objeto y/o utilización de agentes corrosivos, consultas y pruebas médicas o comprobaciones de salud propia.

Orden: Pensamientos sobre que todo tiene que estar en su lugar o hacer las cosas de una determinada forma. Los pensamientos asociados: “Tengo que cepillarme el pelo 78 veces para que quede bien” o “Debo comprobar que he dejado el XX en su lugar”. Las compulsiones asociadas serían: Re-aseguración, comprobación de que se han dejado las cosas en su lugar, vuelta a hacer algo si no se ha hecho un determinado número de veces.

Religión: Miedo a hacer algo negativo que ponga en duda su creencia o su buen hacer ante Dios. Los pensamientos asociados serían del tipo; “Estoy dudando si existe Dios…” seguidos de acciones como: Rezar o auto-imposición de penitencias.

Muerte o daño: Miedo a hacer daño a otros o a sí mismos. Los pensamientos pueden ser del tipo: Ver un cuchillo y pensar que va a clavárselo a alguien. Las acciones que le siguen serían: Re-aseguración (comprueban que no han hecho daño a nadie) o evitar quedarse a solas con alguien.

Sexuales: Medo a perder el control o hacer algo a nivel sexual. Los pensamientos pueden ser del tipo: “A ver si voy a ser homosexual”, “Me he insinuado a mi XXX” o “A ver si voy a forzar sexualmente a alguien”. Las compulsiones que elicita puede ser: Evitación de personas, comprobación de que no han hecho nada, comprobación de preferencias sexuales.

Acumulación: Miedo a tirar algo valioso o a ser pobres. Los pensamientos pueden ser: “Voy a guardar esto no vaya a ser que lo necesite o a ver si va a ser importante”. Las compulsiones posteriores: Evitar tirar cosas o acumular objetos.

 

¿Cómo podemos ayudarte?

A través de los programas de tratamiento válidos y eficaces derivados de nuestro paradigma cognitivo-conductual, te ayudaremos a reducir los niveles de ansiedad y malestar, además de promocionar unos hábitos de vida más saludables y satisfactorios. Te devolveremos el excesivo tiempo invertido en la realización de las compulsiones y se mejorará tu vida social, anímica y personal.

Además de los síntomas explicados, también podremos ayudarte con otros trastornos relacionados como la tricotilomanía que consistiría en el arrancado compulsivo del cabello, trastorno por excoriación o rascado excesivo de la piel, entre otros.

 

El proceso de terapia psicológica en Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Realizaremos una valoración global de todos los ámbitos: personal, médico o situacional que puedan estar influyendo de una manera u otra en el aumento o disminución de sus síntomas y elaboraremos una estrategia adaptada a su situación particular.

Abordaremos su caso desde una terapia eficaz adaptando las siguientes estrategias:

  1. a) Psicoeducación y adherencia al tratamiento.
  2. b) Exposición con prevención de respuesta.

 

La exposición en vivo con prevención de respuesta (EPR)

Componente esencial y además el que se ha encontrado más eficaz de entre los diferentes tipos de exposición. Se debe acompañar de un plan de exposición, elaborado de forma conjunta con el paciente, de forma que se realice de forma progresiva, pero comenzando por aquellas situaciones, pensamientos, etc. que evocan niveles intermedios de ansiedad (medido en USAS –unidades subjetivas de ansiedad– y siendo recomendable comenzar con 40-50 USAS) e ir graduándolo tan rápidamente como el paciente tolere. Se puede comenzar realizando un modelado por parte del paciente.

Técnica de Exposición en imaginación

Útil como forma de potenciación de la exposición en vivo y la prevención de respuesta. Se ha venido utilizando ante obsesiones vinculadas a estímulos internos. Así mismo, es la única forma de exposición que se puede utilizar cuando no resulta posible exponer en la realidad a los miedos.

La técnica de Autoexposición

Se ha mostrado eficaz a pesar de que el paciente no siga las instrucciones de forma tan estructurada. También hay situaciones en las que es muy difícil o imposible realizar la exposición en vivo acompañada del psicólogo o de un coterapeuta especializado. En estos casos, la única forma de realizar dichas exposiciones sería mediante la autoexposición. El cliente tiene sus tareas de exposición y va anotando la evolución en un Autorregistro que será revisado por el psicólogo.

 

La Prevención de respuesta

Se trata de evitar que el paciente se deje llevar por sus impulsos a realizar las conductas neutralizadoras habituales de la ansiedad, como son las compulsiones y rituales.

Dentro de la Terapia cognitivo-conductual también se utilizan otras técnicas igualmente eficaces como:

  • Reestructuración cognitiva.
  • Experimentos conductuales.
  • Las auto-instrucciones.
  • La técnica de la flecha descendente.
  • Habituación
  • Detección del pensamiento.
  • Prevención de recaídas.

 

Caso ficticio de TOC

Se presenta un chico de 30 años de edad. Nos comenta que desde siempre le ha costado mucho hacer las cosas solo una vez. Dice que se pone muy nervioso al salir de casa, por ejemplo, que tiene que comprobar si la puerta está cerrada, si se ha dejado algo enchufado o el fuego de la cocina encendido. Ya en la calle, nos comenta para comprobar que lleva las llaves en el bolsillo y que pasa el día muy nervioso.

Nos comenta que se ha decidido a venir porque, recientemente ha cesado una convivencia de un año con su pareja sentimental. Discutían mucho por sus “manías”, y se ha dado cuenta de los problemas que le ocasionan cosas como tener siete despertadores puestos cada mañana, su ropa separada en otro armario para que no se la arrugue, una hora prefijada para todo lo que tiene que hacer durante el día o un menú también prefijado que compra cada semana y que no se puede variar ni siquiera para salir a comer fuera, ya que le descuadra toda la semana y, por supuesto, de lo que él tiene planeado para el menú, nadie puede coger nada.

Comprueba todas las puertas del coche al salir, aunque tenga cierre centralizado y un sinfín de cosas más….

Ante esta situación nos demanda ayuda ya que es consciente de que tiene problemas en la convivencia y en otras áreas de su vida como la laboral o la social y está decidido a ponerles remedio.

Sin tags definidos

Volver atrás

© 2020 Top psicólogos. PSICÓLOGOS DE PRIMER NIVEL EXPERTOS EN TU CASO

Call Now Button
Contacto
close slider





    * Campos obligatorios