fbpx
Menu
X

¿Qué hacer cuando hay ansiedad y depresión?

Ansiedad y depresión son situaciones que se presentan con frecuencia en la vida moderna. Pueden aparecer por separado, o representando una entidad clínica llamada síndrome depresivo-ansioso.

Ante la persistencia o la falta de autocontrol sobre cualquiera de de los síntomas que se describen a continuación, se debe procurar ayuda psicológica.

Cuadros clínicos

A continuación describimos algunas situaciones donde aparecen síntomas de ansiedad y depresión. Pueden ser normales en determinadas circunstancias, pero si se prolongan, son injustificados o demasiado intensos se consideran estados patológicos.

Ansiedad

La ansiedad se puede definir como una sensación de inseguridad e inquietud. Puede ser normal en caso de circunstancias estresantes o amenazantes, pero en los casos en que se manifiesta de forma excesiva o prolongada constituye una entidad patológica.

Entre sus manifestaciones se encuentran síntomas físicos como sudoración, palpitaciones, náuseas y mareos; motores como tics o movimientos repetitivos, o cognitivos como bloqueos y confusión.

Que hacer con la ansiedad y depresión

Icono ansiedad y depresión¡Consúltanos!





    * Campos obligatorios

    Depresión

    La depresión es un conjunto de síntomas que está signado por la tristeza, la falta de interés y de energía. En su aparición están involucrados factores biológicos, genéticos y psicosociales. Cada vez más se le relaciona con trastornos como alteraciones autoinmunes y una reacción inflamatoria crónica de bajo grado.

    Por su origen puede ser una depresión primaria, de origen multifactorial o secundaria, cuando guarda relación con una pérdida, en cuyo caso hablamos de duelo.

    Síndrome depresivo ansioso

    En este tipo de trastorno mixto los dos cuadros clínicos coexisten, con síntomas de baja intensidad. Causa una alteración marcada del funcionamiento cotidiano. Se le ha asociado con factores como neurotransmisores y hormonas, y el cuadro clínico se caracteriza por:

     Dificultad en la concentración, insomnio, falta de energía.

    – Desesperanza, pesimismo, baja autoestima.

    – Preocupaciones recurrentes.

    Si detectamos síntomas de ansiedad y depresión como los descritos, de manera prolongada o severa, es necesaria la evaluación por parte de profesionales de la psicología, cualquiera sea la edad de la persona afectada.

    © 2020 Top psicólogos. PSICÓLOGOS DE PRIMER NIVEL EXPERTOS EN TU CASO

    Call Now Button
    Contacto
    close slider





      * Campos obligatorios