fbpx
Menu
X
image

Pánico y agorafobia

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad se define como la reacción que tiene lugar ante situaciones menos específicas que el miedo, viene a ser una sensación aversiva de malestar, angustia, inquietud o desasosiego. Es una sensación similar al miedo pero que ocurre sin amenaza externa evidente, es más difusa, menos focalizada, tal vez, mejor descrita como aprensión y que ocurre sin una causa aparente.

Como el miedo, la capacidad para experimentar ansiedad, se considera un mecanismo evolucionado de adaptación que potencia la capacidad de supervivencia de nuestra especie, siendo entonces, ansiedad funcional o adaptativa.

Por tanto, la ansiedad se puede definir como el conjunto de reacciones fisiológicas, sentimientos subjetivos de malestar, y, en muchas ocasiones, comportamientos de evitación que tienen lugar sin amenaza externa o acontecimientos antecedentes que la precipite.

De esta manera, encontramos las diferencias en las descripciones clínicas entre conducta ansiosa y miedo en dos puntos, principalmente:

  • El estímulo desencadenante: la conducta ansiosa no parece tener ninguna relación con situaciones o estímulos antecedentes específicos. Lo habitual es que la persona no sepa cuál es exactamente el motivo o causa de su ansiedad y, si existe, es agrandado subjetivamente. La conducta ansiosa puede ir ligada a un estímulo subjetivamente amenazante, pero no depende necesariamente de antecedentes específicos.
  • Intensidad en la respuesta: Las alteraciones fisiológicas que acompañan a la ansiedad, suelen ser similares, en cuanto a la forma, a la conducta de miedo, pero mucho más intensas y duraderas en el tiempo, y, cuando se cronifica, pueden guardar relación con trastornos psicofisiológicos.

Definición de Trastorno de Pánico o Angustia y Agorafobia, según la clasificación de la Asociación de Psicología Americana DSM-V (APA, 2009).

  • Trastorno de Pánico

Presencia de crisis de angustia inesperadas recurrentes. Por lo menos una de ellas va seguida durante un mínimo de un mes de intranquilidad o preocupación constante, por la posibilidad de una producción de una nueva crisis o por sus consecuencias, y/o por un cambio significativo y desadaptativo en el comportamiento que se relacione con las crisis de angustia.

  • Agorafobia

Miedo o ansiedad intensa, que se produce respecto a dos o más situaciones prototípicamente agorafóbicas (transportes públicos, lugares abiertos, lugares cerrados, hacer colas o estar en medio de una multitud, y/o estar solo fuera de casa) y que la persona tiende a evitar de forma activa, y que requiere la presencia de un acompañante o se aguanta con un intenso miedo o ansiedad.

Además, las crisis de ansiedad se han modificado en el sistema de clasificación actual, y ahora se indica que pueden darse dentro de cualquier tipo de trastorno de ansiedad y en otros trastornos psicopatológicos. Se han limitado dos tipos: crisis esperadas e inesperadas.

¿Cómo podemos ayudarte?

Al igual que ocurre con el resto de trastornos relacionados con la ansiedad, desde el único modelo validado como eficaz en los trastornos de ansiedad, el cognitivo-conductual, podemos realizar una intervención sobre los siguientes síntomas que se presentan y que resultan perturbadores y causantes de malestar.

  • Síntomas anímicos, es uno de los síntomas que debemos tener en consideración y que generalmente asienta el eje de los trastornos de ansiedad.
  • Síntomas motores. Frecuentemente sentimos que nuestra forma de responder a nivel conductual se modifica, como, por ejemplo, movimientos repetitivos, tics, evitación de determinadas situaciones, etc.
  • Síntomas somáticos. Es habitual que mostremos cambios a nivel físico, como: dolores de cabeza, síntomas gastrointestinales, etc.
  • Síntomas cognitivos. Pensamientos que nos invaden y que no podemos evitar interfiriendo en nuestro quehacer cotidiano.
  • Síntomas relacionales. El hecho de evitar situaciones, lugares, etc., nos afecta en nuestras relaciones sociales, con nuestros amigos, familiares y, en definitiva, nuestra vida.

¿En qué consiste el tratamiento psicológico del pánico/agorafobia?

El tratamiento de elección para el trastorno de pánico conlleva diferentes categorías:

  • Psicoeducación:
    • Síntomas: pánico explicación a nivel biológico.
    • Interpretación errónea síntomas y consecuencias.
    • Explicación de motivo de producción y no miedo a que vaya a más (eliminar mitos y errores de pensamiento).
  • Técnicas de desactivación fisiológica:
    • Relajación.
    • Respiración diafragmática.
  • Exposición a síntomas físicos:
    • Exposición interoceptiva: consiste en exponerse de forma sistemática y premeditadamente a las sensaciones corporales que provocan temor.
    • Prevención de respuesta (no escape, no evitación de situaciones).
    • Entrenamiento en autoinstrucciones: mensajes que la persona debe darse para facilitar el cambio de cogniciones «Voy a hacer», «Voy a ser capaz de hacerlo».
    • Reestructuración cognitiva (catastrofismo).
    • Sobreestimación del miedo a las consecuencias, pánico.
    • Tarea casa; de forma que facilitemos la generalización

 

La agorafobia se trata del trastorno de ansiedad más incapacitante, además de no remitir de forma espontánea, por lo que es uno de los trastornos que mayor demanda de tratamiento especializado tiene.

Entre los programas de tratamiento cognitivo conductual debemos seleccionar aquellas estrategias que sean adecuadas para cada paciente y su sintomatología.

  • Programa de tratamiento cognitivo conductual:
    • Psicoeducación sobre respuestas de miedo y su función y explicación a nivel biológico.
    • Exposición in vivo.
    • Autoexposición, tras a una educación previa.
    • Reestructuración cognitiva.
    • Práctica programada.
  • Desensibilización sistemática en imaginación.
  • Relajación/Respiración diafragmática lenta.

 

Caso Ficticio

Se presenta una chica de 30 años de edad. Nos cuenta que hace un par de años debió comer algo en mal estado en casa de unos amigos. Cuando se fue para su casa, en el autobús urbano sufrió un episodio en el que tuvo que llamar a un familiar para que la recogiera de urgencia y llevarla a casa.

Desde entonces, afirma no poder subirse sola en autobús y no ir a ningún sitio en el que, no haya cuarto de baño ya que le da mucho miedo que le suceda lo mismo.

Ha dejado de salir sola con sus amigos y no alejarse de casa ni para dar un paseo. Se limita a ir a la facultad, ya que, incluso en los lugares públicos muy concurridos, en los que sí hay baño.

Nunca ha sufrido crisis de ansiedad por las que haya tenido que acudir al hospital, pero evita viajar en autobús por si acaso, al igual que alejarse de sus lugares de confort.

No ha vuelto a padecer de problemas intestinales por lo que no hace sospechar de colon irritable o cualquier otro problema físico que deba tenerse en consideración.

Acude a consulta porque afirma que no tiene una vida “normal” y tiene una vida muy limitada ya que cada vez que se propone cambiar se pone muy nerviosa y no se ve capaz.

Sin tags definidos

Volver atrás

© 2020 Top psicólogos. PSICÓLOGOS DE PRIMER NIVEL EXPERTOS EN TU CASO

Call Now Button
Contacto
close slider





    * Campos obligatorios